Bienvenidos a Seguros Pepín

Nuestro compromiso es ser la mejor aseguradora de la República Dominicana, por lo que le invitamos a conocer nuestro portal, con toda la gama de productos y servicios especialmente diseñados para usted.

 

“Los aseguradores de éxito serán los que creen marcas que inspiren confianza”: Kurt Karl, economista jefe de SWISS RE

“La región desacelerará su crecimiento a medida que se acentúa el ciclo a la baja de las materias primas y el financiamiento extranjero se vuelve más escaso. Un entorno externo más desafiante y competitivo significa que los países deberán confiar más en la demanda doméstica para impulsar sus economías. Esto favorece a países como Brasil y México, que pueden movilizar amplias bases de consumidores domésticos. Pero esto, sin duda, no será suficiente”, prevé Kurt Karl, economista jefe de SWISS RE, que repasa en una amplia entrevista realizada en el último número de Actualidad Aseguradora América Latina, la evolución económica a nivel mundial, aportando además las perspectivas por regiones, con el acento en Latinoamérica donde, según avanza, “las condiciones monetarias globales menos favorables significan que los países deberán esforzarse más para atraer y mantener capital, por lo que se valorarán sobre todo condiciones marco políticas disciplinadas, finanzas exteriores sólidas y un compromiso verosímil con la puesta en práctica de reformas estructurales. A este respecto a Brasil le queda aún camino por andar”.


Como explica, la restauración de la credibilidad política y de la confianza de los inversores será económicamente dolorosa y políticamente costosa, de manera que queda aún por ver si hay suficiente voluntad política para lograr este cometido. El ajuste será aún más duro en Argentina y Venezuela, si es que realmente se materializa. Por su parte, apunta que “los países miembros de la Alianza del Pacífico parecen estar en una mejor posición para adaptarse a las nuevas realidades. A pesar de que el retroceso del auge de las materias primas ha dejado ver algunas debilidades estructurales serias en sus economías, sobre todo una dependencia excesiva de los recursos naturales, es innegable que han logrado avances considerables durante la última década hacia una mayor resiliencia y competitividad externa”.

La transición tecnológica no será necesariamente fácil

En el ámbito asegurador, Karl analiza el mercado de Salud en la región, el posible papel del sector ante el envejecimiento de la población o las implicaciones de las nuevas tecnologías en el negocio. “Lo más probable es que las nuevas tecnologías permitan en el futuro a los clientes gestionar prácticamente todas sus necesidades de seguros a través de canales digitales remotos. Esta evolución de la distribución continuará de forma gradual, al menos en la mayoría de líneas de negocios. Los países se encuentran en diferentes etapas de transformación digital y técnica, y los factores culturales e institucionales implican que no todos avanzarán por el mismo camino ni con la misma rapidez”.

“La transición no será necesariamente fácil. Los cambios en la distribución causados por la tecnología aumentan la transparencia, fortalecen a los clientes y bajan las barreras para entrar en algunos mercados, lo que puede conducir a una mayor comoditización de los productos de seguros. Los aseguradores que lograrán el éxito en un mundo con una mayor competencia a través de los precios serán los que puedan crear marcas que inspiren confianza y reputaciones sólidas por sus buenos servicios. Además de los desafíos operativos que conllevan la integración de los nuevos sistemas informáticos en los existentes y el control de costos en un entorno multicanal, hay que superar obstáculos para proteger las ventajas que aportan las grandes bases de datos, incluyendo la protección de la privacidad de los clientes. Los aseguradores actuales y los intermediarios tradicionales deben actualizar sus modelos de negocio si quieren seguir siendo relevantes. En caso contrario, corren el riesgo de perder ventaja frente a las nuevas compañías que entran en el mercado, mejor posicionadas para aprovechar los datos sobre clientes existentes y potenciales obtenidos a través de las plataformas digitales”.

“Los aseguradores deben comprender su relación con otros esquemas del seguro de salud tanto de seguridad social como financiados públicamente”

En las regiones como Latinoamérica, en las que las prestaciones de salud son proporcionadas principalmente por el Estado, el seguro de salud privado puede usarse para llenar los vacíos de la cobertura. Ofrece a los particulares y a los hogares protección contra gastos importantes relacionados con la salud. Al crear pools para los riesgos de los asegurados, el seguro de salud privado permite a los consumidores pagar primas regulares módicas y, de ese modo, compartir los costos de los tratamientos necesarios con los demás miembros del pool, explica en esta amplia entrevista Kurt Karl. “Esto es de especial valor en entornos de mercados emergentes con bajos ingresos porque el costo del tratamiento, sobre todo en los procedimientos de emergencia, puede superar con creces las posibilidades de un hogar promedio”.

“El seguro de salud privado ofrece también a los consumidores más alternativas con respecto al lugar, el tipo y el nivel del tratamiento necesario. Y con los productos con beneficios fijos los consumidores pueden elegir cómo usar los beneficios recibidos, por ejemplo, para cubrir los costos del tratamiento o para reemplazar los ingresos. No obstante, el sector político debe determinar el papel que jugará el seguro de salud privado en los sistemas existentes y la forma en que puede desarrollarse para satisfacer las necesidades futuras. El seguro de salud privado no es la única solución para los problemas de la salud en los mercados emergentes, pero sí un componente importante de una respuesta integrada. En algunos países latinoamericanos el sector político ha introducido iniciativas, como sociedades público-privadas de microseguros y cambios regulatorios para apoyar el crecimiento del sector del seguro de salud”.

Para desarrollar por completo su papel, puntualiza el economista jefe de SWISS RE, en la ampliación del alcance de la cobertura, los aseguradores deben comprender su relación con otros esquemas del seguro de salud, “tanto de Seguridad Social como financiados públicamente, y también diseñar productos que satisfagan mejor las necesidades de los consumidores. El uso innovador de los canales de distribución y las campañas de concienciación también pueden ser una ayuda. Los aseguradores deben adoptar también estrategias de gestión de riesgos proactivas, tanto en la fase anterior a la admisión, como durante el tratamiento y en análisis de utilización posteriores al tratamiento”. Fuente: Boletín Diario de Seguros América Latina